¿Autodefensa laboral a secas? No, gracias

trabajadoras_hist4Sabemos que en una sociedad como la actual, donde la militancia lee lo justo (incluidas nosotras) y donde la sobreabundancia de información constituye uno de los mayores problemas para informarnos y formarnos seriamente, es muy difícil llegar a los lectores si no se acaba recurriendo a recursos como los títulos provocativos o las fotos llamativas.

Desde luego, no nos sentimos orgullosas de haberlo hecho, pero hemos definido que -ahora mismo- la prioridad es hacer llegar nuestra voz a determinadas audiencias, aun a riesgo de no ser elegantes.

Como sabréis, a cada tanto hemos visto como se dejaban caer en las distintas publicaciones libertarias artículos en pro de la autodefensa laboral. Uno de los más señeros en este sentido, fue publicado hace unos años por el periódico Todo por hacer (al que le deseamos lo mejor) y lo ponemos a modo de ejemplo (1). Básicamente, detrás de estos artículos está la intención de que los lectores aprendan su derechos para así hacerlos valer por sí mismos.

AUTODEFENSA, SÍ, PERO DE CLASE

No nos gusta la manera en la que están enfocados estos artículos. Nadie se ha de enfrentar sola a sus problemas en el curro porque eso es precisamente lo que quiere el empresariado. No nos gusta la consecuencia del discurso de la autodefensa laboral. Así, a solas frente al empresario, se lo ponemos fácil y, en todo caso, solo podemos tener una posición estrictamente defensiva.

Bajo nuestro punto de vista, hay que romper de plano con la inercia a dar la empantada en el trabajo cuando nos vienen mal dadas. Tampoco podemos hacer nada si, aun sabiendo nuestros derechos, nos enfrentamos solas a nuestros problemas laborales. Más allá de que sea necesario conocer qué nos pertenece y cómo podemos enfrentar nuestros problemas en el curro, lo primero es buscar apoyo entre nuestra gente. A partir de ahí, pues claro, autodefendernos, pero como trabajadoras asociadas, y no cada una por su cuenta.

CONOCE TUS DERECHOS Y HAZLOS VALER, PERO PRIMERO ASÓCIATE

Tal y como han explicado las compas del colectivo Equilibrismos, es necesario recuperar el trabajo como campo de batalla. Todas sabemos que determinados discursos antitrabajo en el mundo libertario, nos han hecho aislarnos cada vez más en este frente, siendo incapaces de plantear una respuesta mínimamente articulada. Así, somos muchas las que, odiando el salariado, tenemos que currar para tirar para hacia adelante, cubrir las necesidades de las nuestras y apoyar a la gente de nuestro alrededor. A partir de ahí, es hora de romper con el aislamiento. Ninguna de nosotras se ha de enfrentar sola a los problemas en el curro, sean del tipo que sean, y, por eso mismo, lo primero es asociarnos entre nosotras.

Bajo nuestro punto de vista, la asociación y la autoorganización en el mundo laboral es el primer paso para enfrentar buena parte de nuestras problemáticas ligadas a nuestra condición de pobres. No pensamos usar términos posmodernos a lo Negri, porque no nos consideramos precarias ni nada de eso. Somos proletarias y, como tal, creemos en la lucha de clases y en la autoorganización obrera.

SIN FÓRMULAS MÁGICAS

A partir de aquí, puede haber muchas vías para la autoorganización. Desde formar un colectivo con tu gente para resolver los problemas laborales comunes, hasta intervenir en los grupos o asambleas barriales para que articulen respuestas a los problemas laborales de la gente implicada en dichos grupos, etc. Ya hay experiencias funcionando en ese sentido. También es importante barajar la sindicalización. Eso sí, en sindicatos que lo sean de verdad. Afortunadamente, cada vez hay más CNT´s que han dejado de ser grupos de propaganda ácrata.

Finalmente, creemos que, dentro de los problemas con los que nos podemos encontrar en los curros de mierda que solemos tener, es más necesario que nunca tener grupos de estudios que, de forma colectiva, permita capacitarnos a través de procesos formativos de carácter cooperativo y, muy importante, colaborativo. No solo es importante saber de leyes sino compartir saberes relacionados con estrategias de lucha.

Lo importante, es recuperar la lucha laboral de forma colectiva, estableciendo solidaridades, reconociéndonos sin miedo ni vergüenza en lo que somos: proletarias. Quitémonos la imagen del obrero del metal, todas estamos padeciendo unas condiciones laborales de mierda y no estamos dando la batalla para apoyarnos entre nosotras y avanzar en cada empresa, en cada tajo. O nos apoyamos unas a otras o no lo hará nadie. No se lo pongamos fácil a los capitalistas.

Dejemos de imaginar que estamos solos. Recuperemos la lucha en los centros de trabajo, pero juntas y hasta el final.

Espirales libertarias 3

(1) http://www.todoporhacer.org/autodefensa-laboral-normativa-contratos-y-salarios

Extraído de la web: http://www.portaloaca.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s